Foto: residencia Santo Domingo de Alcorcón. Rosi.- La pandemia del coronavirus ha dejado al descubierto las terribles consecuencias de los recortes en sanidad y el horror de las residencias de ancianos, mostrándonos no solo el estado en que se encontraban, sino en cómo ha reaccionado el gobierno de la Comunidad de Madrid ante esta situación. […]
Que Madrid sea la región con más muertes por el Covid-19 en España y de las más afectadas en el mundo, y que la mayoría de los fallecidos sean mayores que viven en residencias, no es casual o por mala suerte. La explicación es muy clara, se llama especulación y tiene cómplices: el gobierno regional. Es urgente la concreción de un modelo sociosanitario y una ley estatal de residencias que lo ampare, pensada por todos los sectores implicados, que obligue a las comunidades y que ponga como centro la vida de nuestros mayores.