5 de junio: movilización por una salida medioambiental y social justa de la crisis

4 de junio de 2020
5 de junio por el clima

El Covid-19 ha puesto de manifiesto de forma de más visible, si cabe, los restos a los que se enfrenta la humanidad entera. A este respecto, el 5 de junio, diferentes organizaciones que integran las plataformas 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, realizarán a lo largo de todo el territorio estatal una serie de acciones por la justicia social y ambiental. 

Estas plataformas ciudadanas “engloban cientos de organizaciones de la sociedad civil, desde organizaciones medioambientales o de cooperación al desarrollo hasta sindicatos y organizaciones agrarias”.  Reclaman: “transformación justa capaz de frenar el incremento de la desigualdad, el incremento de la temperatura global, la expulsión de la gente de sus barrios, de la sanidad e incluso de condiciones dignas de vida”. Además, denuncian que “la crisis sanitaria y económica generada por el coronavirus ha puesto de relieve todas las contradicciones del sistema social y económico imperante”. Afirman que estamos ante una circunstancia en la que hay que tomar “medidas drásticas” para afrontar los efectos derivados del Covid-19 o los efectos de una crisis ecológica. 

Por ello, han convocado una concentración en Madrid cerca de la estación de Atocha de 20:00 a 21:30. No obstante, debido al contexto sanitario, para evitar una aglomeración y el consiguiente contagio, “han dispuesto medidas higiénicas como la limitación en el número de asistentes o la necesidad de mantener la distancia de seguridad”, tal y como afirman en su comunicado. Además, han realizado un llamamiento para convocar “acciones descentralizadas en todo el territorio”. 

Una de las propuestas descentralizadas es construir a través de la colocación de pancartas, ocupando una gran superficie, un corazón verde. Por una parte, para generar una llamativa vista aérea; por otra parte, para que sea una protesta segura que mantenga la distancia de seguridad.  El corazón verde es un símbolo que ya ha cogido arraigue en la defensa de los servicios públicos, como se ha podido observar en las últimas convocatorias de Sanitarios Necesarios. Estas organizaciones pretenden que ese icono sea también símbolo de toda narrativa que pretenda o reivindique una salida justa de la crisis y pueda interpelar a “sectores amplios” de nuestra sociedad.