Entrevista en primera línea: Hospital de Alcorcón

1 de junio de 2020

Alicia S.- Dada la situación generada por el COVID-19, es interesante conocer la gestión que se ha dado en los hospitales de Madrid, la cual ha generado situaciones de precariedad, tanto para los trabajadores (sanitarios, personal administrativo o personal de limpieza) como para los pacientes que han necesitado de sus servicios para el tratamiento de la gripe.

Son muchos los testimonios que nos han ido llegando, a través de redes sociales y conocidos, sobre sus situaciones particulares. Por ello, hoy conoceremos la experiencia de A* y S*, enfermeros en el Hospital Universitario Fundación de Alcorcón, que nos hablarán de lo que han vivido en primera persona, el trato con los pacientes y compañeros, cómo ha sido su incorporación en el Hospital, su relación laboral en el mismo y, entre otras cosas, las condiciones en las que han tenido que desempeñar sus funciones.  

Hola A y S, ¿podéis contarnos cómo fue vuestra incorporación en el Hospital de Alcorcón?

S: Me ofrecieron incorporación el 10 de marzo en urgencias. En ese momento, pregunté si había puestos vacantes en planta y me dijeron que no, así que acepté el puesto en urgencias. Firmé el contrato de trabajo la primera semana con fecha de fin 30 de abril, renovable.

A: Yo soy estudiante de enfermería en el último curso, por lo que para mi el proceso de contratación fue diferente. La universidad hizo de intermediario entre los hospitales y los estudiantes y me contactaron desde el hospital de Alcorcón porque ya había realizado prácticas allí el año pasado. El contrato que hemos firmado los estudiantes ha sido con la categoría de personal de apoyo auxiliar-sanitario.  

En el momento de vuestras incorporaciones, ¿qué cursos o instrucciones recibisteis? ¿Contasteis con algún tipo de guía de actuación por parte del Hospital?

A: El día después de que contactaran conmigo, me convocaron en el hospital para hacer un curso sobre cómo quitarnos y ponernos el EPI de manera correcta. Pero, me consta que hay compañeros míos que no han recibido esta formación o que la han recibido mucho tiempo después. 

S: Sí, yo por ejemplo recibí el curso tres días después de mi incorporación. Se ha ido aprendiendo todo sobre la marcha. También ha habido falta de formación respecto a cómo la realizar los PCR correctamente, por ejemplo… 

¿En todo momento habéis tenido material de protección a vuestra disposición?

S: En todo momento hemos tenido equipos de protección, pero sí que es verdad que no siempre han sido de la misma calidad.

A: Los protocolos respecto a los equipos de protección han ido cambiando de semana en semana, según el hospital ha tenido que ir adaptándose a los recursos disponibles. A partir de la segunda semana ha ido cambiando según ha ido agotándose el material Con el paso del tiempo, los equipos de protección se esterilizaban y se reutilizaban en vista a la escasez de materiales. También se han recibido muchos materiales donados que no han pasado ningún control de calidad. 

Se usaron mascarillas defectuosas en todo el hospital que el Gobierno tuvo que retirar por no estar homologadas. Después de haber usado estas mascarillas defectuosas, nos enviaron un correo a todos los trabajadores con un formulario, preguntando cuántas horas de exposición a pacientes con coronavirus habíamos tenido mientras usábamos las mascarillas, entre otras preguntas.

Mascarillas defectuosas usadas por los sanitarios
Mascarillas defectuosas usadas por los sanitarios

¿Creéis que el hospital estaba preparado para algo así?

S: No, creo que ningún hospital estaba preparado. El único precedente que existía era con el tratamiento que se dio al ébola, y no tiene ni punto de comparación. Se abrieron las plantas de coronavirus a matacaballo, todo improvisado de un día para otro y eso ha generado muchas situaciones de colapso y estrés. En urgencias ha habido momentos en los que había más de 200 personas esperando cama en hospitalización…

A: Estoy de acuerdo con mi compañero. Estas dos últimas semanas han vuelto la mayoría de plantas a la normalidad, ya se van cerrando plantas con pacientes de COVID. Pero, ¿hasta qué punto se puede retomar un protocolo de normalidad? A los pacientes que llegan ahora por otros motivos no se les hace prueba PCR, los protocolos de protección de los sanitarios han disminuido y no sé si eso es correcto del todo. 

¿Consideráis que la escasa preparación para esta situación o la falta de material en algunas ocasiones se ha producido, en parte, por los recortes en sanidad que se han realizado en el pasado?

S: Era imposible controlar esta situación bien desde un principio, nadie se prepara para una pandemia. No creo que debamos atribuir en exclusiva la culpa a los recortes del pasado. En los centros se creía que tenían material, pero no ha sido así y realmente ha sido difícil conseguirlo. Se ha subestimado la enfermedad desde un principio. Cuando recibimos las noticias de los primeros contagios en China, todos pensábamos que aquí era difícil que llegase y en caso de llegar, sería como otras gripes de menor repercusión, como la gripe porcina por ejemplo. 

A: El problema es que apenas hay industria en España y los materiales se han tenido que pedir fuera. Por eso ha habido tantos retrasos con los equipos de protección… También se ha tratado la enfermedad como una neumonía y para los médicos ha sido difícil la elección de medicamentos, por ejemplo. En mi opinión, se ha ido dando bandazos en todos los aspectos, sin nada claro e improvisando las medidas. 

S: Es una enfermedad rara… Afecta a todo pero a nivel respiratorio es donde más problemas daba. Además es de larga duración. Yo llevaba un mes dando positivo. Si hay un repunte, que creo que lo va a haber, creo que va a ir mejor porque ya conocemos los síntomas y cómo hay que actuar.

¿Os han realizado la prueba PCR como personal sanitario en algún momento?

S: A mi sí, porque presenté síntomas. Mi madre se contagió antes que yo, le realizaron dos pruebas en el Hospital Severo Ochoa y dio dos veces negativo. Aún así, estábamos seguros de que se había contagiado por los síntomas que tenía y realmente los resultados habían sido falsos negativos. Por seguridad laboral y una vez que ya estaba empezando a presentar síntomas, me hice la prueba. Yo di positivo unos días después y he estado de baja hasta ahora, cuando me han hecho la tercera prueba y ya he tenido resultado negativo. 

A: A mi no me han realizado la prueba PCR, porque nunca he presentado síntomas. Sin embargo, me realizaron la serología el día 17 de abril, pero todavía no tengo los resultados. Estas pruebas se ofrecieron a todo el personal del hospital, no de manera obligatoria, pero sí recomendable y te informan sobre si has generado anticuerpos al virus. 

¿Cuál es vuestra situación laboral ahora que hemos conocido que no se va a renovar al personal sanitario con el que han contado para esta crisis?

S: Ahora mismo somos el parche de la sanidad…Yo estoy en una bolsa general (que cada comunidad lleva la suya) y nos van llamando. Los contratos que tenemos son de seis meses en seis meses y si rechazas algo te penalizan. Si por ejemplo me llaman a una UCI y la rechazo porque creo que no es responsable que acepte el puesto por mi falta de formación, me penalizan de cara a llamarme para otros puestos. Tenemos la mejor sanidad para los pacientes pero a nivel de gestión y condiciones laborales para los sanitarios deja mucho que desear. 

Que no nos renueven es una faena para nosotros, pero en este caso lo entiendo. No se puede mantener a tanta gente porque nos han contratado para algo puntual en un momento en el que esto se ha desbordado. Pero lo que tenemos claro es que se deben mejorar los contratos en un futuro.

A: A los estudiantes de enfermería nos han contratado como apoyo auxiliar sanitario-enfermero. Hemos empezado a trabajar como no colegiados por lo que la responsabilidad si nos equivocamos en algo al final recae en el hospital. Los estudiantes de enfermería no estamos amparados por el Colegio de Enfermería, no hay un seguro que cubra nuestras actuaciones y esto ha generado un poco de inseguridad y miedo para mi y para algunos de mis compañeros de clase. En Italia, por ejemplo, se decidió el aprobado general para los alumnos del último curso de enfermería y de este modo han podido colegiarse y han podido firmar un contrato con la categoría de enfermeros, como el resto. 

S: En el hospital del Rey Juan Carlos de Móstoles están renovando los contratos de los estudiantes de enfermería, que cobran su salario del estado y no renuevan al propio personal del hospital… Es un hospital público con gestión privada, hacen esto para recortar en salarios, se aprovechan de la buena voluntad y del querer ayudar de los estudiantes. 

¿Cómo ha sido el trato con el paciente y el trato con los compañeros del hospital? 

A: El trato con el paciente, en mi caso ha sido bueno, ya que he estado en planta y he podido realizar un seguimiento constante a cada uno. Todo el mundo ha intentado que los pacientes estuvieran de la mejor manera posible, que estuvieran en contacto con los familiares, Orange nos daba móviles para poner en contacto a los pacientes con sus familiares. En mi planta, por ejemplo, dejábamos que un familiar pasara a despedirse cuando uno de los pacientes estaba en estado muy grave. 

Esta situación creo que ha servido en los hospitales para aprender que cuando mejor trabaja un equipo es cuando trabajamos unidos: médicos no son más que enfermeros, enfermeros no son más que auxiliares… Deberíamos aprender de esto para aposteriori. 

S: En cambio, en urgencias el trato con el paciente ha sido diferente. El volumen de pacientes era tan elevado que era prácticamente imposible tener un trato personal para cada uno, no daba tiempo y nos hemos visto desbordados. 

¿Qué opináis sobre que el Ministro de Sanidad sea un filósofo y no alguien con formación en la rama sanitaria?

S: No entiendo por qué no hay ninguna persona de la rama sanitaria en ningún partido para ser ministro de sanidad… Es decir, alguien que tenga ligeras ideas de por donde va. Opino que el ministro ha tenido que estudiar prácticamente media carrera para entender y gestionar lo que está pasando. También creo que ha faltado transparencia por parte del gobierno, tanto sobre el comité de expertos como, por ejemplo, en la gestión de las residencias de ancianos. 

Ya por finalizar, ¿cómo habéis recibido los aplausos sanitarios y cuál es vuestra opinión al respecto?

A: Al principio fue un acontecimiento social maravilloso. La opinión general del personal sanitario era “Qué guay, todo el mundo está apoyando a mis compañeros”. Era algo bonito.  Ahora el mensaje se ha perdido. También considero que el hecho de que se nos llame héroes a todos los trabajadores de primera necesidad por hacer nuestro trabajo es ocultar todo para que se no se vea la precariedad que hay detrás y que en muchos momentos, hemos estado sin protección.  


(*) Hemos utilizado A y S para preservar la identidad de ambos entrevistados